Pilates para el embarazo y post parto

El embarazo no es una enfermedad sino que un estado totalmente normal. Los ejercicios de Pilates se van adaptando según las necesidades y cambios que presentan las mujeres a medida que el embarazo avanza.

Todas las mujeres embarazadas deben consultar con su ginecólogo antes de comenzar a hacer ejercicio. Es requisito presentar una autorización médica de que está en condiciones de hacer ejercicio.

Beneficios que otorga el Pilates durante el embarazo:

  • Mejora la postura y reduce tensión de las articulaciones
  • Mejora la estabilidad pélvica.
  • Prepara el suelo pélvico para el momento del parto y de la recuperación en el posparto.
  • Ayuda en la preparación para el momento del parto.
  • Enseña técnicas de relajación y respiración.
  • Los músculos que se refuerzan ayudan a soportar el peso del bebe y disminuyen los dolores de espalda.

Los ejercicios para embarazadas están divididos en tres trimestres:

  • Primer trimestre: entre semanas 8 a 14, se recomienda primero consultar con su ginecólogo y seguir las instrucciones que este le entregue, especialmente si nunca ha realizado ningún tipo de ejercicio. En las primeras semanas realizamos un trabajo suave.
  • Segundo Trimestre: semanas 13 a 26, el objetivo es mantener abdominales fuertes, y esto lo realizamos a través de ejercicios de estabilidad pélvica y no con aquellos que implican flexión de tronco. El motivo es que a medida que avanza el embarazo los músculos abdominales se separan y van dejando espacio al crecimiento del bebe y útero.
  • Tercer Trimestre: semanas 27 a 40, además de los ejercicios para el suelo pélvico se agregan ejercicios para aprender a relajar el suelo pélvico y ejercicios que favorecen la posición del bebe para el parto.