Menopausia, Posmenopausia

Para la vejez no existe mejor preparación que la práctica habitual de Pilates. A través de estos ejercicios se obtienen articulaciones y huesos sanos, además de una columna vertebral flexible y fuerte.

El Pilates no solo contribuye a disminuir el estrés sino que también ayuda a mantener un cerebro activo. Cada vez que se aprenden ejercicios nuevos, se adquieren nuevas capacidades de movimiento. En las mujeres menopáusicas algunas veces se presenta la caída de útero y es por eso que es importante trabajar la musculatura del suelo pélvico.

No existe límite de edad para la práctica de Pilates, tenemos clientes que superan los 87 años y disfrutan cada día de sus clases.